menu

Sanar a travéz de lo Natural

Facebook circle white small logo-web-nuevo logo-celu

Protocolos de Curación con MMS / CDS

Esta sección está pensada como guía útil para todas aquellas personas que deciden utilizar el Dióxido de Cloro o MMS / CDS para que no cometan errores o imprudencias, indicando sobre todo los precauciones, advertencias, e investigaciones, pero también los resultados obtenidos en otros voluntarios que decidieron tomarlo como tratamiento.

 

La Salud es un derecho elemental que cada uno debe elegir por sí mismo.

 

El MMS (nomenclatura de Jim Humble) o CD (nomenclatura de Andreas Kalcker) consta de dos componentes muy abundantes y baratos el Clorito Sódico (NaClO2) y un ácido  que cuando se juntan producen un gas llamado Dióxido de Cloro (CLO2).

 

Esta mezcla siempre se añade agua habitualmente entre 100 a 200 ml para finalmente ser ingerido, al ser muy hidrosoluble las mucosas lo absorben fácilmente y así el gas de dióxido de cloro (CLO2) accede y penetran los tejidos.

 

Este gas disuelto en agua genera el potente efecto desinfectante selectivo, que elimina por oxidación a todos los agentes patógenos de pH ácido y preferiblemente anaeróbicos que se encuentran en el cuerpo; pero discriminando las células y bacterias simbióticos que tenemos debido a su pH más alto. Lo logra por el diferencial del pH de la sangre corporal que es 7,3 - 7,4 ya que cuando más ácido es el patógeno más fuerte es el potencial de la oxidación (ecuaciones de Nernst).

Protocolos MMS / CDS Actualizados

Puntos importantes

¿Cuánta agua debo ingerir por toma?

 

Las gotas se activan siempre en relación 1:1, añadiendo de 100 a 200 ml de agua para diluir posteriormente. No hay cantidad exacta establecida.

La cantidad de agua por toma va a ser la que no le produzca ardor ni molestias en la garganta. Aguas óptimas: agua mineral, agua filtrada, agua de mar isotónica, agua destilada, agua de manantial, agua de pozo propio. No usar agua corriente o agua del grifo o canilla.

 

El antídoto para CLO2

 

Puede ser que algunos ya sepan de los resultados de esta importante investigación de nuestro equipo pero también otros puede que lo estén ignorando.

Si no saben qué hacer en caso de una dosificación involuntaria a la recomendada y se ingiera una gran cantidad de dióxido de cloro (MMS, CDS o CDH) o clorito de sodio, como así también por algún descuido caiga el producto en manos de los niños con las nefastas consecuencias no deseadas.

Existen estos antídotos para neutralizar el dióxido de cloro que, como sabemos, actúa por oxidación y se los paso a numerar:

Use solo uno, no los 2 al mismo tiempo.

 

"Una cucharada de bicarbonato de Sodio diluida y mucha agua detrás."

 

" Un sobrecito de Alka-Seltzer, Yastá, Alikal o similar diluido y mucha agua detrás."

 

NO USAR VITAMINA C NI JUGOS DE FRUTAS CÍTRICAS COMO SE VENÍA SUGIRIENDO PARA NEUTRALIZARLO PUES SIEMPRE QUEDA UN POCO DE CLORITO DE SODIO LIBRE EN EL ORGANISMO. EL ÁCIDO ASCORBICO ACTIVA EL MISMO CONVIRTIÉNDOLO EN DIÓXIDO DE CLORO.

 

Usar Bicarbonato de Sodio es la manera que los laboratorios de materiales químicos lo estipulan y está en los documentos de materiales del clorito de sodio en los procedimientos de contaminación por accidente

 

¿Cuándo y cómo dejar el CLO2?

 

Saber dejar el dióxido de cloro es muy importante para tener una defensa constante ante la proliferación de patógenos en forma continua inclusive luego de remitir para que los mismos no se reagrupen y vuelvan a atacar a nuestro sistema teniendo vía libre ya que algunos de estos pueden esconderse en reservorios esperando la oportunidad de volver a ejercer control en forma mucho más virulenta que antes. Por lo que se aconseja dejar de tomar el mineral en forma paulatina así que comenzamos, reduciendo la dosis por lo menos 3 meses después de la remisión.

 

Tips Imprescindibles

 

Recordar que el MMS debe mantenerse en lugar seco y oscuro, dentro de una cómoda o modular. Los rayos del sol le quitan tiempo de vida útil.

Siga un programa de nutrición adecuada para mantener su sistema inmunológico fortalecido.

Cuanto más enferma se encuentra la persona en cuestión, más despacio tiene que ser el aumento de la dosis.

Es tóxico por inhalación masiva, hay que evitar su respiración prolongada directa.

Nunca mezclar pipetas ni tapas pues se estropearán los líquidos.

 

Porcentaje ideal del clorito de sodio

 

Un tema que causa confusión y temores entre los usuarios del clorito de sodio es precisamente el porcentaje de la dilución correcta. Se pueden encontrar con que el mismo es diferente como 22,4%, 25%, 28% etc.

La realidad es que no hay dualidades sino que siempre son exactos cuando se calculan y se hacen de la manera que corresponde.

Cuando encontramos videos o leemos los libros para realizar la preparación casera del producto nos vamos a dar cuenta de grosísimos errores, el primero es la mezcla de unidades, en este caso gramos con mililitros y lo correcto es que siempre se hagan reacciones en las mismas unidades, gramos con gramos, mililitros con mililitros.

El error que originó esta confusión fue que al decir cómo preparar 100 ml de clorito de sodio a partir del polvo al 80% indicaron que hay que poner X cantidad de gramos del clorito solido al 80% y luego de agregan agua hasta los 100 ml y en realidad se debe agregar agua hasta los 100 gramos pues si no se hace una dilución mucho mas diluida y al percatarse de este error se intentó corregir diciendo que el 22,4% es el neto y el 28% es el total lo que también genero mas confusiones y miedos. En el siguiente enlace explicamos la manera correcta y profesional de hacer el producto.